El efluvio telógeno agudo es una alteración del ciclo de crecimiento del pelo que produce una caída del cabello muy llamativa durante un período de tiempo limitado en el tiempo y reversible. Es muy frecuente en mujeres jóvenes, pero también puede suceder en varones y a pacientes con edades mayores.

Cuando se experimenta una pérdida de cabello acelerada puede ser bastante aterradora. Lo bueno es que una vez que se ha identificado el desencadenante entonces el tratamiento puede comenzar.  Sigue leyendo para saber más…

 

Síntomas del efluvio telógeno

Los principales signos del efluvio telógeno son la pérdida de pelo durante el sueño, la ducha y el cepillado. Esta forma de pérdida de cabello se caracteriza por el adelgazamiento del cabello. Se asocia con el ciclo de descanso de la fase capilar, en la que se encuentra hasta el 10% del cabello en un momento dado.

El efluvio telógeno crónico es un período de caída de cabello que dura más de seis meses. ¿Empeora el efluvio telógeno antes de mejorar? A veces, la introducción de un tratamiento puede acelerar la pérdida durante un tiempo, pero esto es la excepción más que la regla.

 

Causas

El ciclo del cabello puede ser perturbado por muchos factores conocidos como desencadenantes. Estos incluyen:

  • Dieta – la escasez de nutrientes como las proteínas, el hierro y las vitaminas puede afectar a la salud del cabello y la piel.
  • La medicación y la cirugía, todos ellos pueden contribuir a la pérdida de cabello.
  • Las enfermedades autoinmunes, los problemas de tiroides y la alopecia areata pueden ser responsables de la caída del cabello.
  • Menopausia y parto: los cambios hormonales pueden resultar en el adelgazamiento y la pérdida de cabello.
  • Estrés prolongado – la pérdida de cabello puede ocurrir alrededor de tres meses después de un evento particularmente estresante
  • Pérdida de peso: la restricción calórica crónica puede hacer que el cabello se caiga.
  • Tratamiento de efluvios telógenos

 

Dependiendo de la causa, las opciones de tratamiento pueden ser:

  • Cambiar la dieta para incluir alimentos ricos en proteínas como huevos, pescado, carne, granos y nueces. Los alimentos ricos en hierro incluyen el hígado, las verduras de hoja verde oscuro, las lentejas y los frijoles. Se pueden recetar suplementos vitamínicos durante un período limitado, a medida que se corrigen las deficiencias nutricionales.
  • Apoyo y asesoramiento para manejar el estrés y la ansiedad.
  • Terapia de reemplazo hormonal para mujeres que experimentan la menopausia.
  • Hacer ejercicio regularmente para sentirse más saludable y bien.
  • Reemplazo de cabello no quirúrgico en salones de confianza como Mr Hair, especializados en la restauración del cabello y tratamientos para la pérdida de cabello. Después de una consulta con un experto, obtendrá un tratamiento y todo el asesoramiento y apoyo que necesite para mantener y cuidar su cabello.
  • Recuperación del efluvio telógeno

Es común que el crecimiento de nuevo cabello tome de tres a seis meses. Ocasionalmente, el ritmo de la caída se reducirá pero no se detendrá por completo. También pueden ocurrir eventos estacionales que duren poco tiempo.

El recrecimiento es una clara señal de recuperación, y el volumen debe comenzar a regresar al cabello. La recuperación depende de abordar y fijar el desencadenante y esperar el tiempo necesario para que el tratamiento surta efecto.

Uno de nuestros expertos te ayudará con el diagnóstico y podrá ofrecer consejos después de la evaluación de la salud del cabello, el aspecto del cuero cabelludo, las manchas de calvicie y el adelgazamiento de la línea de cabello. Los cambios en el estilo de vida y en la dieta ayudarán a que el cabello vuelva a crecer, ya que se enfrentará positivamente a esta pérdida temporal de cabello, pide tu cita con la primera consulta gratis desde aquí.