La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo por lo que es necesario dedicarle un cuidado intenso para mantenerla en buen estado y preservar su salud. Es muy vulnerable a la exposición solar y a las horas más fuertes del sol. La piel sufre debido a las altas temperaturas deshidratación al igual que nuestro organismo.

Este calor hace que la piel permanezca húmeda, lo que favorece las dermatitis, infecciones etc. Las largas horas a la exposición solar producen envejecimiento prematuro de nuestra piel, perdiendo la elasticidad y favoreciendo la aparición de arrugas. Si nuestra piel no se cuida correctamente sufre sequedad, se vuelve áspera, se cuartea y descama debido a la deshidratación de las células.

Por lo tanto, los cuidados fundamentales más importantes para la pieles en verano es mantenerla limpia e hidratada y por supuesto protegerla frente a la radiación solar. No debemos salir a la calle sin habernos aplicado un protector solar adecuado, es clave para el cuidado de nuestra piel, se tome o no el sol.
Beber mínimo de 1,5 a 2,5 litros de agua al día evita la deshidratación y no nos olvidemos de aplicarnos cremas o lociones para una correcta hidratación después de cada exposición solar.

Aquí te dejamos 7 puntos que son muy importantes seguirlos en época de verano:

 

1. Exfoliar el cuerpo

La regla básica del cuidado de la piel es exfoliarla. Tu cuerpo desprende células de la piel a un ritmo increíble cada minuto de cada día. Si no te deshaces de ellas, se instalarán en tu piel haciendo que parezca apagada y seca. No importa la cantidad de loción que utilices, nunca vas a tener una piel brillante si no te exfolias. Coge un exfoliante corporal y vete a la ducha. Frota suavemente el exfoliante con movimientos circulares por todo el cuerpo desde los hombros hacia abajo (necesitarás un exfoliante facial para la cara y el cuello) y aclara. Continúa haciendo esto 2-3 veces a la semana para tener una piel bonita todo el año.

2. El protector solar es imprescindible

Tira el protector solar que no usaste el año pasado por un bote nuevo. Los protectores solares no están pensados para durar siempre, y viendo que la mayoría de la gente no usa tanto como debería. Compra un protector solar nuevo que tenga productos UVA y UVB y que venga con FPS 30 y FPS 70. Deberías usar un vaso tipo chupito lleno para el cuerpo y una cucharadita llena sólo en la cara. Vuelve a aplicarlo cada 1-2 horas que estés al sol para asegurarte un verano lleno de diversión segura al sol.

3. Elige un maquillaje mínimo

Durante el verano, lo mejor es menos maquillaje. Bajo un sol intolerante, lo mejor es el aspecto natural. Si tienes intención de utilizar una base de maquillaje, aplica también polvos faciales con FPS para evitar las manchas en la piel. Para proteger los labios, utiliza siempre un brillo o un bálsamo labial con un FPS de 15 para que tus labios estén más frescos. El maquillaje de ojos es algo que debe evitarse mucho en el verano.

4. Haz del agua tu mejor amiga

Se necesitan al menos 8 vasos de agua. Si es posible, lleva una botella de agua contigo y recuerda beber al menos una vez cada 30 minutos. El agua no sólo te ayuda a sentirte fresc@, sino que también previene la deshidratación y te ayudará a eliminar muchas toxinas.

5. Hidrata tu cuerpo con una loción

Busca una loción veraniega que no olvides ponerte. Es hora de guardar tus gruesas mantecas corporales de invierno por lociones más ligeras y veraniegas. No tienes tiempo de esperar a que la loción se absorba, así que busca algo ligero y de rápida absorción. Los geles y purés son perfectos para absorber rápidamente. No hay nada más veraniego que una loción ligera y refrescante con sabor a fruta. Asegúrate de aplicarla justo después de secarte tras la ducha. Necesitas sellar la humedad que tu cuerpo acaba de absorber.

6. Brillo veraniego

Tienes muchas opciones cuando se trata de añadir un poco de tinte veraniego a tu piel, y la cama de bronceado no debería ser una de ellas. El uso de un bronceador sin sol dará a tu piel un bonito comienzo de verano. Incluso si no eres fan de los bronceadores sin sol en todo el cuerpo, puedes utilizarlos sin problemas en la cara. Si alternas tu crema hidratante facial con una que acumule un poco de color, tendrás un brillo saludable que hará que parezca que acabas de pasar el fin de semana en la playa. La mayoría de los bronceadores faciales van cogiendo color poco a poco, alternándolos con tu crema hidratante habitual; nunca se te hará demasiado oscuro.

7. No te olvides de los pies

Las botas de invierno hace tiempo que se han guardado; es temporada de sandalias. Ve o hazte una pedicura o hazte una pedicura en casa. Quita la piel muerta y seca para mostrar tus pies listos para las sandalias. No hay nada peor que ver unos pies secos y sin brillo dentro de unas bonitas sandalias. No tiene por qué ser un gran calvario. Guarda un exfoliante y una lima para pies en tu ducha y restriega tus pies un par de veces a la semana. Notarás una gran diferencia en la suavidad de tus pies.

 

También toma un papel fundamental la alimentación , una nutrición rica en frutas y verduras frescas favorecen la hidratación de nuestro organismo, por lo tanto también de nuestra piel.
Los tratamientos de oxigenación, de ácido hialurónico o de coral rojo entre otros facilitan la respiración celular, despiertan la vitalidad y luminosidad de nuestra piel y aportan hidratación intensa y duradera para un efecto inmediato y prolongado en el tiempo,todos estos tratamientos y muchos más los puedes encontrar en todos los centros Mr Hair®.

Si quieres conocer más sobre nuestros tratamientos sólo tienes que llamarnos o acceder desde aquí para hacer tu reserva online hoy mismo.